HISTORIA

La originaria Facultad de Leyes y Jurisprudencia se funda el 5 de enero de 1728 en la antigua Universidad Pontificia y Real de San Gerónimo de La Habana, constituyendo desde sus inicios unas de las 5 y más importantes Facultades tanto por la calidad de sus maestros - lectores (profesores), así como por su estudiantado que debía presentar como requisito indispensable para la matrícula, tres documentos; 1) Certificado de limpieza de sangre; 2) carta de solvencia moral, religiosa y social; 3) cuota de 100 reales fuertes como matrícula inicial y las llamadas propinas suplementarias por las asignaturas alternativas u optativas a tomar. En 1788 y bajo el reinado de Carlos III de Borbón se adoptó el segundo plan de estudios de la Facultad que comprendía asignaturas de Derecho Civil, Mercantil, Criminal y Canónico. Ya para esta época la Facultad competía con el seminario conciliar de San Carlos y San Ambrosio, aunque los profesores de allá eran graduados necesariamente de la Facultad de Leyes de la misma Universidad, entre ellos, el Padre José Agustín Caballeros y el insigne Félix Varela y Morales que inició la enseñanza del Derecho Constitucional en Cuba. En 1842 la Universidad se secularizó pasando a ser laica, llamándose Universidad Real y Literaria y la Facultad de Leyes y Jurisprudencia se convirtió en Facultad de Derecho Civil y Canónico. A inicios del siglo 20 y con el estatus de neocolonia la Facultad de Derecho tuvo que atemperar sus programas, planes de estudios y estructuras al sistema de justicia norteamericano, si bien siempre prevaleció la tradición Romano - francés- germánica en el Derecho cubano, para 1940, se escriben nuevos estatutos quedando escindida la Facultad de Derecho en dos grandes facultades: Facultad de Derecho, propiamente dicha y Facultad de Ciencias Sociales y Derecho Público aunque algunas cátedras eran compartidas quedando establecido un plan de 5 años de estudios con fuerte influencia del positivismo italiano y alemán en alguna disciplinas. Después de la Revolución del 1 de enero de 1959 se inicia una nueva etapa con la promulgación de la Ley revolucionaria de reforma universitaria de 10 de enero 1962, que establece una Facultad de Humanidades y distintas escuelas bajo su denominación como la Escuela de Derecho, la de Ciencias Políticas, la de Filosofía etc. Tras la fundación del Ministerio de Educación Superior el 24 de febrero de 1976 las facultades recobran su nombre original y así inicia la Facultad de Derecho un nuevo plan de estudios que ha variado actualizándose en pro de la más alta formación académica, científica, política, y cultural del egresado que ostenta actualmente el título de Licenciado en Derecho. En el encabezamiento, la imagen del Dr. Ignacio Agramonte y Loynáz, graduado en esta Facultad, que hoy ostenta su nombre, insigne abogado y Mayor General en las luchas independentistas, uno de los próceres de nuestra guerra de liberación contra el coloniaje español.